¿Qué hacer si no puedo pagar la hipoteca?

¿Qué hacer si no puedo pagar la hipoteca?

Con la crisis económica, muchas familias se han encontrado en una situación apretada, viéndose en dificultades de hacer frente al pago de las cuotas de su préstamo hipotecario.

¿Qué soluciones existen si no puedo pagar la hipoteca?

⇒Negociar con el banco

La primera alternativa cuando no puedo pagar la hipoteca es ir y negociar con el banco para cambiar las condiciones del préstamo hipotecario. A continuación, os planteamos una serie de opciones, en las que el capital total a pagar será mayor, pero podremos evitar las sanciones por la demora en el pago:

  • Solicitar una carencia total. De este modo, dispondremos de un periodo en el que no pagaremos absolutamente nada, ni las cuotas mensuales ni los intereses.
  • Solicitar una carencia parcial o de capital. En este caso, únicamente pagaremos los intereses de su cuota mensual, sin amortizar nada durante ese espacio
  • Ampliar el plazo de amortización con el objetivo de reducir las cuotas mensuales de nuestro préstamo hipotecario
  • Reunificación de deudas. De esta forma, pasamos a agruparlas y así poder pagar una cuota mensual más baja.

⇒Incrementar los ingresos y reducir los gastos

Aunque suene a obviedad, podremos plantearnos alternativas con el objeto de incrementar nuestros ingresos, bien sea alquilando alguna de las habitaciones de nuestro inmueble, una de las plazas de garaje que tengamos disponible o alquilando la vivienda completa, yéndote a vivir con un familiar. En cuanto a los gastos, deberemos estudiar en detalle todos ellos, para tratar de reducirlos a lo justo y necesario.

⇒Venta de la vivienda

Otra posible solución sería la venta de la vivienda hipotecada utilizando el dinero obtenido para cancelar el saldo de la deuda pendiente. Como en todos los casos, habrá que estudiar si nos sale a cuenta venderla y el alquiler de otra vivienda es menor que el coste mensual de la hipoteca.

⇒Dación en pago

La dación en pago es otra alternativa mediante la cual entregaremos la vivienda hipotecada pero nuestra deuda con la entidad bancaria quedará saldada una vez le entreguemos la vivienda. Esta opción solo es viable si cumplimos con las exigencias del Código de buenas prácticas bancarias, en cuyo caso, la entidad financiera estaría obligada a aceptar la dación en pago.

 

 

 

 

 

¡CONTÁCTANOS!

¡Comparte con tus amigos!

Dejar un comentario

WhatsApp chat