¿Qué es  mejor? Contratar una hipoteca fija o variable

Muchos se preguntan si deberían contratar una hipoteca variable o escoger una hipoteca fija. Esta última opción te garantiza a largo plazo seguridad. Sin embargo, pagarás más en los primeros años.

Si te decantas por una hipoteca variable, los primeros años será más económica, ya que el índice que tienen como referencia, el Euribor, se encuentra actualmente en valores negativos. No obstante, representa más riesgo al no poder predecir el valor futuro del Euribor en los años siguientes y cuanto terminarás pagando.

Hemos recopilado la información más completa para que compares ambas opciones y tomes la decisión que más se adapte a tus necesidades, exigencias y perfil financiero.

 

¿Cuál es mejor opción entre hipoteca fija o variable según las estadísticas?

Además de la estabilidad, existen otros elementos que debes tener en cuenta para comparar hipotecas con intereses fijos o variables.

Por ejemplo, ten en cuenta las estadísticas. Si tienes planes de comprar una casa el mayor problema que se te presentará es elegir entre una hipoteca con intereses variables o fija, teniendo en cuenta que el objetivo es no pagar de más.

En España, las estadísticas revelan que hay una mayor tendencia a la contratación de hipoteca variable. A finales del año 2005, solo un 2,7% de los créditos hipotecarios eran de tipo fijo. Esta cifra ha aumentado hasta alcanzar un 40%, por el temor a la subida de los índices de referencia tal y como ocurrió en el año 2008.

¿Qué factores tienes que tener en cuenta para comparar entre hipoteca fija o variable?

Para elegir la mejor opción entre contratar una hipoteca fija o variable debes considerar tu situación financiera actual y conocer los intereses que se manejan en el mercado.

Hay cinco factores que debes tomar en cuenta antes de tomar la decisión:

  1. Considera tus ingresos, tantos los actuales como a futuro.
  2. Analiza la capacidad que tienes para asumir un riesgo financiero.
  3. Estudia el plazo de amortización.
  4. Determina los intereses que te ofrece una hipoteca de tipo fijo.
  5. Determina los intereses que te ofrece una hipoteca de tipo variable.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas para elegir entre hipotecas fijas o variables?

Las ventajas de las hipotecas fijas son las siguientes:

  • Cuotas mensuales estables e independientes del valor de referencia del Euribor. Sabrás a ciencia cierta la cantidad total a devolver del préstamo hipotecario.
  • Te proporcionará una mayor seguridad al saber de antemano los intereses a pagar y poder controlar los gastos mejor.
  • Se puede encontrar en el mercado hipotecas fijas por debajo del 1,5% con plazos de amortización hasta 30 años, consiguiendo de esta forma, cuotas menos elevadas.

Las desventajas de las hipotecas fijas serían:

  • Tienen una comisión de apertura mayor que las hipotecas variables.
  • Plazos de amortización más cortos que los préstamos hipotecarios variables.
  • En el corto plazo, los intereses son más elevados que los de la hipoteca variables, por lo que la cuota mensual es más elevada también.

Entre las ventajas de las hipotecas variables, podemos encontrar:

  • Al estar el índice de referencia, el Euribor, en términos negativos, los intereses son más bajos que las hipotecas fijas. De esta forma, las cuotas mensuales, en el corto plazo, son más asequibles que en el caso de los préstamos hipotecarios fijos.
  • Plazos de amortización más elevados, pudiendo llegar hasta a los 40 años. De esta forma, obtendremos unas cuotas mensuales más bajas aunque el importe total a devolver será mayor por los intereses.
  • Por lo general, los préstamos hipotecarios variables tienen un menor número de comisiones y suelen ser más baratas que las de las hipotecas fijas.

Entre las desventajas de las hipotecas variables, enumeramos:

  • Las cuotas son distintas al estar referenciado con el Euribor. Por lo general, nuestra cuota variará cada seis o doce meses, en cada revisión.
  • No sabremos la cantidad exacta a devolver del préstamo, por la evolución del Euribor y si las cuotas llegarán a ser más caras que las relativas a las hipotecas fijas.
  • El primer o segundo año, las cuotas serán más elevadas al estar ligada la hipoteca a un tipo fijo más alto. Pasado este periodo de tiempo, nuestra hipoteca ya estará ligada al índice de referencia, Euribor.

 

En conclusión, si analizas todos los factores que desvelamos en este artículo, tu decisión será mucho más sencilla y finalmente podrás elegir entre contratar una hipoteca fija o variable.

En Gestcredit podemos estudiar tu caso de manera gratuita, personalizada y adaptar la oferta a tus necesidades. Consulta más condiciones y  uno de nuestros asesores te informará sin compromiso.

 

¡CONTÁCTANOS!

captcha

Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad. *

Deseo recibir comunicaciones comerciales de Gestcredit en función de mi comportamiento y mis preferencias personales, en los términos previstos en la Política de Privacidad. *

 

 

 

 

Dejar un comentario

WhatsApp chat